Teo y la máquina de ideas

Entrevista a Sebastián Mir, jurado en El Sol: la antesala de Cannes.

 

Estamos en pleno Cannes. Uruguay está en Cannes. Pero antes, pasó por el Sol. No solo participando, sino también con un jurado representando a nuestro país. Sebastián Mir, Director General Creativo (DGC) de Ginkgo Mullen Lowe, fue uno de los encargados de seleccionar las mejores ideas en Marketing Directo y Promocional.

Habiendo tenido la posibilidad de ver cómo estamos trabajando en Uruguay en relación con otros países de Iberoamérica y de jurar piezas que hoy están compitiendo en Cannes, TEO entrevista a Sebastián para que nos cuente sobre la experiencia y cómo ve la situación uruguaya para competir a nivel mundial después de habernos visto competir en El  Sol.

¿Cómo fue la experiencia de jurar en El Sol?

No hay jurado que no vuelva de un festival sin sentir que la experiencia fue muy nutritiva. Tanto por tener contacto directo con un material inscripto, como por compartir varios días con profesionales destacados del resto del mundo.

Las veces que me tocó ser jurado en el exterior realmente volví con las ganas renovadas. Este año en El Sol (un festival de verdad muy bien organizado), el aprendizaje vino desde el lado negativo. No hubo una sola persona, de la agencia que fuere, que no tuviera miedo por la transformación que está viviendo el mercado, sumado a la crisis y la incertidumbre de hacia dónde va todo esto, y hacia dónde van sus carreras y sus puestos. Y no rescato la “tranquilidad” de que no estamos solos o que todos están en la misma; rescato que desde Uruguay, ya sea por sus pequeñas estructuras o por su formación, hay mayores posibilidades y flexibilidad para enfrentar los cambios.

¿Cuál es el desafío de jurar en categorías como Marketing Directo y Promocional? ¿Qué hace a una pieza ganadora en Directo y Promocional?

A diferencia de otras categorías, lo que pasa en el jurado es lo que nos pasa a cualquiera de nosotros cuando inscribimos piezas en estas categorías: ¿Está inscripta correctamente? Es decir ¿cumple con la definición de la categoría dictada por el festival?

Esto atrasa bastante la votación y la hace más ardua. Las ideas brillan por sí solas y, cuando son buenas, uno tiende a votarla sin importar donde esté escrita. Es en ese momento en el que hay que recordar: “estamos votando Marketing Directo y Promocional”, y que por más que la idea vaya a arrasar en el festival, es injusto que gane en categorías que no le calzan a la medida.

Una pieza ganadora en Directo o Promocional, es el resultado de tener una buena idea sumado a respetar las bases que redactó ese festival. Y principalmente, no pecar de pensar que con una idea promedio el jurado puede llegar a comer si se dibuja bien el caso.

¿Qué opinión tenés de este festival? ¿Y de los premios en publicidad en general?

Es un gran festival que tiene mucho del Ojo y mucho de Cannes. La organización es muy seria y están orgullosos de ello. No deja de ser un festival español que apenas se expandió a Iberoamérica hace pocos años. En las inscripciones eso se nota. Es realmente una antesala iberoamericana de Cannes, donde las piezas que se destacan históricamente repiten su performance pocos días después.

Algo particular que nos sorprendió a todos en esta edición de El Sol fue que, a diferencia de años anteriores, muchas de las grandes ideas terminaron allí su gira anual de festivales, cuando por lo general suele ser el punto de inicio.

Los premios siempre importan porque moviliza el estado anímico de una agencia. Después si a una agencia como empresa le importa depende de sus propios objetivos.

¿Qué tres ideas de El Sol destacarías? ¿Por qué?

Elegir solo tres es difícil, así que voy a nombrar cinco.

Destacaría obviamente Doll para Nivea, una idea que ya ganó todo lo que podía ganar pero es imposible no nombrarla. Es simple, real y funcional.

 

 

De las campañas más nuevas, la agencia española VCCP sorprendió con varias, yo voy a destacar “El precio lo dicta el mar”.

 

 

La campaña de Andes “La noche más justa” es simplemente genial.

 

 

Y de los mismos creadores, “Regateadores” es una excelente idea bien ejecutada y explotada para ser una verdadera campaña integrada.

 

 

Por último “Fashion to be free” por un gusto personal.

 

 

¿Cuál es la situación actual de la publicidad Uruguaya frente a los demás países de Iberoamérica? ¿Cómo ves esa situación para el festival de Cannes?

No es muy alentadora, creo que el desconcierto que vive el mercado en general repercute naturalmente en las ideas. Es normal, es un rubro cuya materia prima son las personas, y éstas dependen entre otros factores de su estado anímico por más profesionales que sean.

Ojalá algunas piezas puedan destacarse, pero en general no veo ejecuciones que puedan estar a la altura del festival. Hay una idea local, que creo que tiene sus chances. Pero no la nombro para no secarla, y sobre todo para no errarle.

 

Comentarios
SUBSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER