Teo y la máquina de ideas

Entre el debate o dejar las cosas como están.

Tener un espacio para cuestionar es bárbaro y necesario, por algo existe TEO, pero en mi corta experiencia laboral he notado lo difícil que resulta opinar de “verdad”.
Pasó el Desachate, un festival que hasta hace poco tiempo buscaba medir las ideas locales para futuras inscripciones en otros de carácter internacional, pero el resultado de no tener la idea del año provocó a muchos y la polémica se instaló nuevamente.

Hace un mes, El Observador titulaba: “Publicistas sin Idea del Año: ¿casualidad o crisis creativa?” y muchos salieron al debate con diferentes opiniones, alguna justificando la calidad y la selección del jurado y otras, alineadas a su rol en el mercado local.

Pero como efecto ave fénix, resucitó la de tener un jurado local. Hace pocos años, previo a anunciar el festival, la organización convocó a los diferentes directores creativos de las agencias locales para consultar sobre si cambian o hacen un mix en el jurado y, por unanimidad, se repite lo mismo y todo sigue igual, pero repasando hace unos días la nota de El Observador y la opinión de uno de los referentes, se podría cambiar en futuras ediciones. Y nos preguntamos, ¿será la solución? En lo personal, y viviendo de cerca las últimas tres ediciones del festival como integrante de la directiva del Círculo, presiento que todo seguirá como está, y eso se debe a que creo que neutralizaron a uno de los que pretendía cambiar ese aspecto del festival. Espero estar equivocado sobre lo último.

De cualquier manera, creo que el mercado publicitario local deja pasar muy rápido los temas que importan y no logra instaurar un debate sobre lo que realmente está sucediendo en él, y esto sucede porque simplemente no hay interés. Llegás a este punto, joven publicista y te preguntás, ¿qué está sucediendo? y pasa de todo, desde el miedo de fusiones entre agencias de redes o no, estabilidad laboral, mantener los costos de grandes estructuras, nuevos jugadores con estrategias agresivas, instituciones publicitarias cada vez más debilitadas y sin apoyo, entre otros temas que iremos compartiendo en el transcurso del año.

Como cierre, y a modo de anécdota, en los últimos meses viví cosas increíbles que iré compartiendo en diferentes post, pero hay dos que tienen que ver con el festival y que me hicieron volver a otra época. La primera tiene que ver con lo que hace años compartimos en varios post de Teo y es la duración del caso, que cuando opiné fue al pedo y la otra, me sugirieron borrar un comentario personal de una red social sobre el resultado del festival.

Debate o dejamos las cosas como están, ¿qué opinás?

 

 

Comentarios
SUBSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER