Teo y la máquina de ideas

Elegí publicidad

 

Elegí trabajar en publicidad.

Elegí que a tu abuela no la llene de orgullo, ser blanco fácil de las críticas sociales, que sean cada vez menos los que ven tu laburo.

Elegí ser creativo, ejecutivo, diseñador. Elegí arrancar a laburar por dos mangos, hacer horas extra para subir al escenario, o para pagar el auto de un mercenario.

Elegí que te tilden de fomentar consumos excesivos. Elegí no ser artista, que tus ideas tengan jefe, que tu pasión esté ligada a objetivos comerciales.

Elegí skippear los anuncios de Youtube, ser hipócrita e instalar un adblock. Elegí desconectarte después de salir de la agencia, halagar sin reparos a Netflix, que no tiene tanda, pero genera dependencia.

Elegí que lo que hagas lo destrocen en las redes, que todos sepan hacerlo mejor. Elegí no saber para dónde va la cosa, elegí a un community manager para decir que el futuro, es ahora.

Elegí editar, sonorizar, diseñar, redactar, postear, twittear, instagramear, publicar… todo por el mismo sueldo.

Elegí que treinta segundos determinen tus ingresos. Elegí hacer truchos, trabajar para una ONG para ganar premios.

Elegí ser leal a tus principios, sin referencias pensar tu próximo aviso. Elegí que te importe la causa, fomentar hábitos creíbles, modelos alcanzables.

Elegí comunicar sin pensar en el ego; elegí decir algo que importe, que tenga huevo.

Elegí trabajar en publicidad.

 

 

 

 

Diego Paz

Director Creativo en Key. Cada tanto es linda la publicidad, y ese tanto vale más que el casi siempre.

más publicaciones

Comentarios
SUBSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER