Teo y la máquina de ideas

BoJack Horseman – Review de la Temporada 4

Con más de un año de diferencia entre temporadas y una gran campaña de expectativa, Netflix lanzó el viernes pasado la cuarta temporada de BoJack Horseman. Una de sus series animadas originales sobre la vida de un actor olvidado de los 90 tratando de recuperar su fama y encontrarle un sentido a la vida. Por momentos brutal, triste pero sobre todo muy humana, más de lo que uno esperaría de una serie sobre un caballo que habla.

Para los que tienen mayor autocontrol que yo y los que no pudieron encontrar el tiempo para ver la temporada todavía, les prometo que la primer parte de este review va a ser 100% libre de spoilers, también más aburrido pero bueno, NO ME ESTÁN DEJANDO TRABAJAR CON LO QUE TENGO.

REVIEW SIN SPOILERS NI SANGRE

La última vez que vimos a BoJack se encontraba en el punto más bajo de su vida, todas las personas que lo rodearon durante las primeras temporadas fueron alienadas por el constante sabotaje que el protagonista hace sobre sus relaciones o directamente, están muertos. Una adolescente caballo sospechosamente parecida a el está tratando de ubicarlo y el casi se suicida manejando con los ojos cerrados en una carretera.

Hasta hace unos meses no supimos nada sobre que nos esperaba en esta temporada hasta que Netflix comenzó su campaña preguntando ¿Dónde está BoJack Horseman? Diane lo está buscando, Hollywoo(d) lo busca y también una aparente hija perdida. Incluso cuando nos volvemos a encontrar con El, la temática del paso del tiempo y encontrar un lugar en el mundo sigue estando muy presente en la narrativa de la temporada.

Historias que se cruzan, historias que se repitan e incluso historias paralelas separadas por la geografía y los años comparten el peso del pasado y la necesidad de encontrar formas para seguir adelante. Si bien lo más interesante, por lo menos para mi, es la historia de BoJack luchando contra si mismo, los capítulos sobre el matrimonio de Diane y Mr.Peanutbutter entre la locura de una campaña política, las pésimas ideas de Todd y la búsqueda de equilibrio entre la vida profesional y personal de Princess Carolyn por momentos te hacen olvidar quien es el personaje que le da su nombre a la serie (uno de los mejores capítulos de esta temporada, en mi opinión, está entre estos).

Lamentablemente, no hay un capítulo “experimental” como “Fish Out of Water” el año pasado pero la temporada no sufre por eso. Después de devorarla en una tarde, no tengo miedo de decir que seguramente BoJack Horseman sea otra vez, lo mejor del año en materia televisiva.

¡OJITO! SE VIENEN SPOILERS

Bueno, ahora hablemos bien. Confío que si estás leyendo esto es porque ya viste la serie completa y si no lo hiciste vas a tener que explicarle a mis abogados por qué no lo hiciste, si, te estoy demandando por tener las peores prioridades del mundo.

En fin, el primer capítulo se dedica a colocar casi todas las fichas en el tablero para la temporada. El estrés en el matrimonio de Diane y Mr.Peanutbutter a causa de la campaña de este último para llegar a gobernador de California, la busqueda de un hijo de Princess Carloyn y Ralph, la busqueda de Todd de entenderse como asexual al mismo tiempo que sigue llevando adelante las peores ideas del mundo como un drone pilotado o una escuela para payasos dentistas y dentistas payasos.

Recién en el segundo capítulo nos encontramos con dos de los elementos más característicos de la serie. El protagonista y los golpes emocionales.

Los golpes llegan para todos en esta temporada, bueno, no Todd-os, ¿entienden? ¿Porque Todd es de los que termina mejor la temporada? Ah, ya fue.

En una extraña reversión del formato clásico de la serie, enfrentándose al pasado BoJack termina creciendo y en cierta forma en un mejor lugar que al principio de la temporada. Pero el matrimonio de Diane y Mr. Peanutbutter que parecía a prueba de balas por mucho tiempo empieza a desmoronarse (su casa en forma más literal que su relación) y el sueño de Princess Carolyn de formar una familia desaparece por completo después de perder varios embarazos.

MUCHO MÁS QUE LA PRIMERA IMPRESIÓN

Había dicho en el review sin spoilers que uno de los mejores capítulos de la temporada no pertenecía a BoJack sino a otro personaje. El capítulo se llama Ruthie y empieza con una niña gato contando en un salón de clases del futuro la historia sobre el peor día de la vida de su tatara tatara abuela, Princess Carolyn (algo de lo que no soy muy fan, prefiero que no me cuenten sobre el futuro de los personajes). A lo largo del capítulo Carolyn pierde su mejor cliente, su último embarazo (y la actitud del doctor solo ayuda a fomentar sus miedos), despide a su ayudante, se entera que el collar de su familia es una imitación barata, se separa de Ralph y vuelve al alcohol. Pero el capítulo siempre va y viene entre el presente y el futuro y Ruthie nos asegura que todo va a salir bien al final. En el cierre BoJack le cuenta a Carolyn sobre el mal día que El tuvo y ella le da un consejo, cuando tiene un mal día, le gusta imaginar a su tatara tatara nieta en el futuro contándole a la clase sobre ella, después de todo, para que eso pasa las cosas tienen que haber salido bien y pensar en eso la hace sentir mejor.

 

OUCH.

Por otro lado, tenía miedo de que la aparición de una hija terminara siendo un recurso barato, obligar a BoJack a madurar poniéndolo de golpe en un rol de padre, pero otra vez los escritores lo resolvieron de forma brillante. Temprano en la serie un test de ADN convence a los personajes de que Hollyhock Manheim-Mannheim-Guerrero-Robinson-Zilberschlag-Hsung-Fonzerelli-McQuack es efectivamente la hija de BoJack quien la acepta en su vida y la ayuda a buscar a su madre. No mucho después BoJack termina aceptando en su casa a su madre Beatrice y tiene que aprender a convivir con una hija que no conoce y una madre que desprecia pero ella está tan vieja que ya no lo reconoce.

Por primera vez una temporada termina con un poco de esperanza para BoJack, en el momento en que su madre recupera la lucidez en lugar de hacerle saber todo el odio que le tiene decide reconfortarla en uno de los momentos más enternecedores y tristes del personaje. En las idas y venidas del pasado de BoJack y Beatrice nos enteramos que Hollyhock no es la hija de BoJack sino su medio hermana producto de una aventura entre su padre y Henrietta, la doméstica de la familia. Seguramente el mejor final que podían darle a la temporada. El no está listo para ser padre, y obligarlo solo va a terminar en otra generación de caballos tristes. Pero ser un hermano mayor es algo que parece salirle con un poco más de honestidad.

UNA CRÍTICA DE UNA CRÍTICA

Hablando de padres que no estaban listos, solo aplausos para la serie por lo que hicieron con Beatrice, lograr entender y hasta por momentos tenerle lástima al personaje pero sin justificar ninguna de sus acciones. Es hasta apropiado que el primer gran golpe emocional y el último sean parte de su historia. Contado de forma desgarradora entre flashbacks, conversaciones y recuerdos borrosos dentro una mente fragmentada por la demencia senil, aprendemos como pasó de ser una niña soñadora a una joven con ideales progresistas para finalmente terminar siendo una mujer amargada sin capacidad de amar y con un resentimiento enorme a todos los hombres en su vida, su padre, su marido y su hijo. Esta serie nunca tuvo miedo de hacer comentarios sobre la sociedad, la cultura de los medios y el entretenimiento o la política y entre el capítulo sobre el porte de armas con la frase “No puedo creer que este país odie a las mujeres más que lo que ama a las armas” y la historia de Beatrice deja claro que el gran villano de la temporada fue la misoginia y el patriarcado.

La miseria de BoJack y la de Beatrice tienen raíces en la visión del padre de ella sobre las mujeres. En los pocos capítulos que lo vemos quema todos los juguetes de la hija sin darle ninguna explicación o tratar de contenerla. No hace ningún esfuerzo por acompañar el duelo de su esposa por perder un hijo en la segunda guerra mundial y después de declarar que como hombre no está capacitado para manejar las emociones de una mujer, soluciona el colapso nervioso de su mujer con una lobotomía. Más adelante nos enteramos que está decepcionado por haber mandado a su hija a la universidad y que volviera con un título en lugar de un marido y está planeando casarla para formar una alianza empresarial, algo que casi logra si no fuera porque Beatrice quedó embarazada después de un encuentro con quien sería el padre de BoJack que la enamoró por ser el opuesto directo a su padre.

Se arriesgan a vivir una aventura, ella ser una madre y el cumplir su sueño de escribir la gran novela americana, pero con los años se vuelve evidente que la relación no tiene en que sostenerse. Solo los une el hijo que con poco tiempo de nacido ya aprenden a despreciar y descargar sus frustraciones sobre el.

Esta crítica se destaca en la temporada sobre otras como el porte de armas, fracking, el sistema político de EEUU y la banalización del periodismo por blogs berretas y sitios de clickbait (que no tienen nada que ver con Teo y La Máquina de Ideas, un blog de calidad que nunca, nunca, nunca se rebajaría a recursos y titulares baratos para tratar de que hagas click porque precisamos plata para pagarle a la Mafia Rusa después de una serie de hilarantes pero en última instancia pésimas decisiones hayan puesto en riesgo la vida de algunas personas cercanas a nosotros).

FINAL DE FOTOGRAFÍA

Después de tres temporadas haciendo el mismo pozo en el que se hundía, es esperanzador ver un poco de luz en el futuro de BoJack. El personaje no parece estar muy lejos de dónde estaba antes, pero poder avanzar por primera vez en su vida es un paso gigante. El capítulo en el que escuchamos el monólogo interno de BoJack nos recuerda lo que es vivir con depresión y cuanto cuesta a veces caminar hacia adelante y por más simples que sean las palabras de Mr.Peanutbutter, tiene razón cuando dicen “todos merecen amor”. Entre esta nueva mirada optimista  y los crecientes problemas del resto de los personajes, hay material de sobra para una quinta temporada que ya estoy esperando. Tenía muchas dudas sobre el rumbo de la serie y por momentos pensaba que solo podía dirigirse a un lugar más oscuro pero con mucha gracia las personas atrás de esta historia cambiaron el rumbo sin borrar todo lo que hace del mundo de la serie tan deprimente y divertido a la vez o en definitiva, tan humano.

BONUS

Si, me puse a recopilar algunas de las mejores canciones de la banda sonora de esta temporada y las dejo acá para que las puedan disfrutar.

 

 

Comentarios



SUBSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER