Teo y la máquina de ideas

A la caie!

Buscando estar por delante de todo, a veces la corremos de atrás. O más bien queremos subirnos a trenes que ya arrancaron.

Repetimos tantas veces, en tantos portales, y conferencias, y clases, que las marcas deben tener causas, que toda causa que esté en boga parece ser propicia para adoptarla como propia.

Estamos en un ejercicio constante de búsqueda de sentido de lo que hacemos, y no lo estamos encontrando. Ahora que nos dedicamos a los giffs, podemos comprender y sentirnos como John Travolta.

Los mensajes nacen interactivos, porque se publican en redes donde opinar es el formato. Este comercial de Santo, ¡eterno! siempre sirve de ejemplo.

 

Hoy hacer publicidad es más difícil que antes.

En unos pocos meses, a tres gigantes les pegó el boomerang de la redes sociales en la frente: primero fue Pepsi, luego Dove, por último McDonald’s.

Pepsi buscó subirse al vagón de la inclusión.

Le erró feo, porque al parecer el comercial lo hizo un equipo creativo inhouse con las neuronas incineradas de tanto azúcar.

A pesar de mostrar una protesta social, les faltó calle… el más común de los sentidos.

 

Las disculpas del caso.

Luego vino Dove, defendiendo la misma causa pero en un terreno más acotado y pertinente: la discriminación estética, su pedazo simbólico del mercado.

Es raro ver a esta súper marca errar de manera tan evidente, y justo en algo tan sagrado como sus propios packs.

En este caso, lo que intentó ser representativo y abierto terminó siendo una especie de juego de mal gusto, una propuesta estandarizante para encontrar el pack correspondiente a tu morfología.

 

La justificación del caso.

Por último, McDonald’s también pidió disculpas y la CNN las levantó.

Un fallo con la intención de poner a la marca a firmar dramas de la humanidad más común, que le quedan grandes. Esta fue la pieza…

Los asientos incómodos no están fabricados para conversaciones incómodas.

 

Diego Paz

Director Creativo en Key. Cada tanto es linda la publicidad, y ese tanto vale más que el casi siempre.

más publicaciones

Comentarios
SUBSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER