Había una vez una marca llamada Grappamiel Vesubio

Por: Leo - December 20th, 2010

Prendemos la tele y la mayor parte de la publicidad que vemos es mala. Esto no ocurre sólo en Uruguay, ya contamos el experimento que hizo Leandro Raposo: filmó la tele de 5 países en horario central, todos los avisos eran una onda “el desafío de la blancura”, teleshopping, etc. ¿De quién es la culpa? De los clientes, de las agencias, de las productoras, del mercado, del negocio, de los creativos, de la gente.

Hoy le traemos la historia de una marca uruguaya que hizo historia por su publicidad y no por ser buena sino por ser espantosa. Vamos a hablar de Grappamiel Vesubio, un producto con mucha historia en Uruguay, que ha endulzado varias gargantas y que según tengo entendido, “la estrategia de marca” y “los guiones” son realizados por Gustavo Rodriguez, su dueño.

Veamos algunos avisos.

Bautizado en Youtube como “El peor reclame del mundo”, cuando lo terminás de ver te arden los ojos. Malísimo el guión, el acting y hasta la elección del vestuario que termino en la burla hacia el pobre pibe de polera y su frase “y pensar que me habían dicho”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=LMZ4pxWxz10

La gente comienza a imitar la frase “y pensar que me habían dicho” en numerosas situaciones. Lamentablemente para la marca no lo hacen porque el aviso esté buenísimo ni tampoco tienen exactamente una botella de grapamiel en la mano.

Automáticamente en Facebook surge el grupo: “Extraditar al pibe de la polera del aviso de Grappamiel”. Que me perdone el “Señor Vesubio” pero a pesar de que él esté seguro que la idea sea buena (como dice en esta entrevista) yo le aseguro que esto no le hizo bien a su producto.

Grappamiel vuelve a intentarlo, y saca un nuevo aviso pero esta vez deja de lado la reunión con amigos para ir a situación de dos hombres de negocios que toman Grappamiel en un bar. Nuevamente se repiten los mismos errores: guión tirado de los pelos, malos actings, etc.

Grappamiel Vesubio – En este aviso no sólo se ríe la gente, también lo hacen los medios. “Detrás de escenas” parodia de Gonzalo Camarota.

httpv://www.youtube.com/watch?v=6eQs4_3pAbg&feature=related

“El rey de internet”. Grapamiel recurre a Sebatián Almada para levantar al muerto.

httpv://www.youtube.com/watch?v=uOU2DGeIcd4&feature=related

Luego lanza un concurso invitando a la gente a hacer un aviso con la frase “y pensar que me habían dicho”. El mejor se ganaba una fiesta en la cual el imitador era Sebatián Almada. Sinceramente no esperaba que un cliente con estas características invirtiera en internet. Punto para Vesubio.

“Hoy brindá por vos” es el aviso que sacó Grappamiel este año. Malos actings, chistes que no hacen reír a nadie, celebritis desaprovechados, en fin, feo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=xGDLAtCWEtM

Para terminar unos cortos realizados por Ale Damiani cuando estaba en Metrópolis. Aparentemente se están exhibiendo en varias salas. Son lindos, divertidos y todos los detalles están cuidados al máximo. Me parece que es un primer paso para que esta marca se ponga los pantalones y empiece a hacer publicidad de verdad.

Corto Papi

httpv://www.youtube.com/watch?v=AhQ1r9u6vN4

Corto Parque

httpv://www.youtube.com/watch?v=n7NLxqQc1uA

Corto Mafia

httpv://www.youtube.com/watch?v=cyoigIHdw9o

Es una lástima que una marca tan linda para trabajar, con un cliente que si bien no tiene idea que es un aviso de publicidad tiene ganas de hacer cosas, no esté siendo bien aprovechada. Me parece que con cabeza Grappamiel podría llegar a convertirse en una marca de vanguardia en Uruguay. Sólo hay que animarse a confiar. Los creativos, las agencias, las productoras no nos dedicamos a sacarle la miel a las abejas, eso lo hacen las personas que saben. Nosotros hacemos avisos, construimos marcas, hacemos que vendan más. Ojalá que algún día el señor Grappamiel también diga: “y pensar que me habían dicho”.

avatar

Leo

Redactor creativo, fundador de Teo, adicto a los links con cosas interesantes.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Gonzalo López

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Leonel Delfino

  • Bryan

    Es válida la conclusión que se desprende del artículo, Leo, pero debo estar un poco en desacuerdo contigo en ésta.

    Entiendo que como publicista uno debe explotar al mango la creatividad para posicionar y vender un producto. Lo que creo que hicieron esta serie de campañas fue eso mismo, pero por el opuesto.

    Sabemos que no fue adrede que hicieron las publicidades tan malas, pero justamente eso fue lo que lanzó el producto a esa pseudo-fama de la que vivió hasta hace unos meses.

    Entonces a fin de cuentas, se cumple el objetivo, no por un camino (el que podemos tildar de correcto), sino por el otro.

    De todas formas, ya esta llegando a un punto el producto (y la sociedad), en el que la mala publicidad si bien genera un boca a boca, no lo hace como años atrás. Hoy en día esa no es la fórmula que vende.

    Veremos en un futuro cercano si colgándose del recurso involuntario de la mala publicidad logra mantener al producto, o si por el contrario lo desplaza hacia el fondo.

  • Juanpi

    Buena Leo!

  • http://www.murdoc.tv ale damiani

    Hola Teo, debo coincidir mucho con Bryan.
    Como sabés hice los cortitos de grappamiel y conozco personalmente a Sr Grappamiel. Ed wood de la publicidad.
    Así que tiro algunos datos a modo de info. El loco invento la bebida, la mezcla. Es lider de mercado desde hace varios años, incluso antes de estos “tremendos avisos”. Este año fue la 4ta bebida mas tomada.

    Queramos o no aceptarlo, sabe trabajar y cumplir objetivos. Obviamente son indefendibles sus comerciales pero hay que destacar que generan cosas.

    Las agencias y productoras muchas veces por miedo o presión no logran generar cosas. Ni malas ni buenas. Asi es nuestro medio. Yo quiero quebrar una lanza por este tipo, que construyó una marca, la posicionó en el lugar correcto, es lider del mercado, el estado y sus alcoholes no pueden con él ( SALERNO ) y tuvo la valentia de poner los cortos que filmé en pantalla grande. No conozco a ningún otro empresario capaz de hacer algo similar.
    Observar realmente y aprovechar oportunidades.
    Les dejo un abrazo.

  • http://www.gabrieldimartino.com Gabi

    no se porque le dan palo.. a mi me parece excelente lo que hizo el loco de vesubio!

  • Pingback: Leonel Delfino

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Fefo

    Bien entonces por el dueño de Vesubio, por el coraje y la dosis de riesgo que tienen que tener las cosas (porque si no las tuvieran no sería divertido o incluso entretenido).
    Igual, me parece que sería mejor que tome esa cantidad de riesgos laburando con una agencia.
    A pesar de que la producción de los cortos es alucinante, me parece que hay que aprovechar más esos recursos y esa energía por generar cosas, con una comunicación alineada, que diga algo más allá del chiste y su frase clásica.

    Excelente tu laburo Ale

    Abzo

  • Pingback: Federico Cibils

  • Pingback: Ce Besenzoni

  • Tato

    Me gusto el post.

    Dos cosas:

    Una: el aviso de los hombres de negocios salió antes que el del pibe de la polera.

    Dos: No encuentro dónde está el posicionamiento de Vesubio. Me parece que no tiene claro el foco a dónde ir. Me parece mucho más interesante el camino que está recorriendo Salerno viniendo desde atrás, que tiene claro hacia dónde se dirige.

    Si bien actualmente Vesubio dispone del 50 % del market share y Salerno ronda el 10 %, si la estrategia de Vesubio se mantiene, dentro de algunos años la situación se va a revertir con seguridad.

    • http://www.murdoc.tv Guille

      Che, en la mejor, pero me parece que acá hay mucho profesional al que le moja la oreja que un tipo “amateur” logre un 50% del mercado a puro instinto.
      Vesubio tiene un posicionamiento, clarísimo, y no me parece una marca para nada desaprovechada.
      El tipo escuchó lo que pasaba en la calle y lo aprovechó. Todo lo que vino después del “pibe de la polera” fue una movida de marketing visceral con un par de huevos gigantes.
      Nunca había visto a una marca uruguaya doblar la apuesta de esa manera.
      Y la verdad no creo que el posicionamiento de Salerno lo haga crecer mucho más allá de donde está.

      • Rodrigo

        Voy a disentir acá un poco, ojalá que siga la charla. Que el tipo tenga el 50% del mercado de las grappamieles no me parece taaan impresionante, en tériminos relativos (es más, hasta que salieron los avisos de Salerno pensé que era la única). Obviamente que mataría por tener la décima parte de la billetera de este señor pero no viene al caso, cómo “logro” en general no me parece que sea para tanto (aparte, como dice Ale más arriba, el tipo era líder del mercado antes de los avisos en cuestión).
        Si el posicionamiento de la marca es “clarísimo”, lamento no enterarme: yo veo cosas random que van para lugares completamente distintos, pero bueno.
        Me parece que nos estamos olvidando que el tipo originalmente no quiso hacer una comunicación bizarra, kitsch, camp o como les guste que se cagara en todo y generara una mitología cibernética. Quiso hacer un aviso ultra mediocre de gente que habla de los beneficios del producto, pagando mínimos valores de producción. El resto es un accidente.
        Y lo que vino después, que Guille acá arriba destaca, a mí, me parece todavía peor.
        La verdad que para poner a Almada imitando a Chiche Gelblung no me parece que se necesiten unos huevos gigantes y hacer una comunicación “consciente” de lo malo de lo anterior tampoco me parece una buena movida de marketing (al menos así): no es ni chicha ni limonada. Pierde la “inocencia” de los primeros y ya ni hace reír.
        Lo de los cortos si es una salida interesante, excelente laburo.
        No hay mojada de oreja, por mi que haga lo que quiera pero no me parece que da para levantarle un monumento al hombre por básicamente equivocarse en todo y que le chupe un huevo porque es líder del mercado.

        • Guille

          Me parece que acá hay que hacer el ejercicio de pensar en que “lugar” podría quedar la marca manejada de otra manera.
          La grappamiel, en su versión masiva como es esta, es un producto más bien berreta. Hay marcas que son mas premium, pero estoy seguro que no es un segmento que le interese a este pibe.
          Sofisticarla, sacarla de este lugar que tiene ahora sería cagarla. Y la comunicación que tiene ahora, por más que coincido que es imperfecta y arbitraria, tiene un componente de verdad que estoy seguro el target aprecia. Hay una cuestión de autenticidad ahí que le habla a un montón de gente, y pasarla por un filtro más estratégico estoy seguro la jodería.
          Como decía antes, a mi me encantó que el flaco, lejos de acobardarse, redobló la apuesta después del polera-gate. No se ustedes, pero yo no me cruzo con muchos clientes así.
          Coincido con que es grasa, no tiene gracia y se le ven las piolas por todos lados, pero no deja de ser auténtica y sobre todo que funciona para la marca.
          Y me encanta que haya un tipo en la vuelta rompiéndonos las bolas a todos y haciéndonos debatir si es un animal o un genio. Prefiero eso antes que un sub-sub gerente de marketing que deriva todas sus decisiones en un focus group.

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Leo

    Ale, Bryan, antes que nada gracias por comentar, hacen que el blog se enriquezca muchísimo con sus opiniones. No hay dudas que los avisos de Grappamiel son horribles, cuando salieron los cortos, que sí están buenos, creo que todos vimos una marca que estaba desaprovechada hacer algo interesante. Lo que le estoy proponiendo al dueño de Grappamiel es seguir por el camino de tomar riesgos pero asesorándose con profesionales.

    La fama de la que habla Bryan me parece que no es una fama positiva. Que la gente sepa que existe el producto no quiere decir que la marca tenga buena imagen. Como dice Tato, creo que si sigue haciendo lo que quiere se lo van a terminar comiendo, porque la competencia está creciendo y no hay lugar para juegos. También discrepo con que la mala publicidad le haga bien a una marca.

    Es verdad que por diferentes razones internas y externas las agencias y productoras crean productos con los que “no pasa nada”. También es verdad que creer que las personas que estudian, se especializan y se dedican a algo no saben, no conocen o no pueden hacerle un aviso, está mal.

    Cada uno tiene su opinión, la mía es que año a año nos estamos perdiendo de ver un buen producto publicitario en la tele: que le guste a la gente, que los creativos estén contentos de pensar, que las productoras se mueran por producir y sobre todo que le haga bien a la marca.

    Abrazo y gracias por colgarse.

  • Pingback: Caro

  • http://7neuronas.com Rorro

    No soy creativo, más, estoy casi tan lejos como un empleado público de ser un creativo, mi opinión es de usuario 100%.

    Cuando salió la primera campaña se generó una mistica en la calle, la gente se preguntaba “Lo hicieron mal por gusto o son realmente malos”…
    Lograron que se hablara de ellos, de la marca, claro está.

    Luego viene el subirse a esa mística hasta exprimirla y luego la profecionalización con los cortos…Tengo que admitir que vi en el cine el “corto papi” y destornillé de la risa, me encantó y sinceramente pensé que ahora había una agencia atras.

    En fin, las agencias son buenas, pero en este caso me parece que la pegaron sin la necesidad de una. Creo que le está yendo bien a la marca como va, a puro huevo y creatividad de garage.

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Lucía Pittaluga

  • Pingback: Teo

  • LMGa

    Pah, yo estoy re por fuera y de hecho vi los cortos antes que enterarme del resto de la historia.
    Me parece que al tipo le salió providencialmente bien la jugada, que tiene que ir con agencia…sí. Que no necesariamente ir con agencia es garantía de éxito…y también. Que al final la campaña ayudó más que perjudicar, eso parece. Claro, a partir de aquí el tipo debería gastar más guita y buscar gente que sepa, para explotar lo que ya está y generar una campaña de verdad, con estrategia etc. No siempre va a tener tanta suerte…

  • Pingback: Teo

  • Walter

    Vine a ver por qué se llevó un premio este blog y me quedé colgado con los comentarios sobre la publicidad de Vesubio.
    La verdad, es que si sos publicista, no tenés la más mínima idea de lo que estás hablando.
    Los cortos de Damiani te parecieron ¿buenos?… por favor, son peores que la peor publicidad de Vesubio… lo que pasa es que te dejaste influenciar por los efectos (efectitos) gráficos y la producción, pero en calidad, son avisos peores que poner una estática con una fotito y algún texto.
    No me queda duda alguna, de que el premio que ganaste fué por ser amigo de alguien o porque le hiciste algún trabajo de regalo a alguien, porque con la comunicación y la publicidad no sabés por donde arrancar.

    • http://www.teoylamaquinadeideas.com Fefo

      Primero que nada me parece que el conventillo no es un espacio que nos interese mantener en la página Walter, por lo cual tu comentario y la descalificación totalmente falta de fundamento, al margen de que te escondas detrás de un nombre para llenarte la boca de improperios, es una desubicación. Eso en esta página y en cualquier otra tiene un nombre que sin dudas cargás con creces y no voy a escribir por respeto a la gente que si entra a este sitio con respeto.
      Por suerte nos va muy bien en la página desde hace un año y medio sin tener que hacer favores, “Walter”, es una lástima que pienses que la gente que logra cosas en este país, lo logra de esa manera. Debería decir entonces que vos no has logrado nada, si pensás que esa es la única forma de ser reconocido. El anonimato entonces te sienta bien.

      Que tengas buen año.

    • Guille

      troll uruguayo, una mezcla interesante.
      parece salido de los comentarios de Montevideo Comm.

  • Juanpi

    Buena respuesta!

  • Eduardo

    Hola,
    quisiera dejar mi opinión.

    Los avisos de grappamiel son todos espantosos, del primero al último.

    Tomé muy poca grappamiel, pero tengo a la bebida incorporada en la cabeza. Me parece que el posicionamiento de la marca (en mi caso) se da por las siguientes razones:

    - El nombre es horrible pero pegadizo.
    - La empresa mete y mete publicidad en la televisión. Al final el mensaje le llega hasta a las piedras.
    - Los avisos son horribles pero “originales”. La gente los recuerda.
    - Ah, me olvidaba, la grappamiel está medianamente buena, a precio razonable.

    No le den más vueltas. O me van a decir que el aviso del desodorante “más mujeres, menos amigas” está mucho mejor, y el otro del Matías Alé, ¡¡por favor!!

    Que sea berreta no importa, la gente se encariña con cualquier cosa, no solo con la calidad. ¡¡La mole Molí ganó el bailando!! Y no estuvo arreglado, no hace falta.

    Ah, otra cosa. ¿Cuánta grappamiel se vende? Digo, para saber nomás.

  • Bryan

    Desmerecer un sitio web por no compartir una opinión? No aceptar lograr una buena discusión en un blog, que justamente es el espacio para eso? Qué fácil que te salta la térmica; hubiera sido mucho más sencillo y rico que aportes tu opinión de otra forma. Walter… lo peor que se puede sentir por alguien, es lástima, y eso es lo que me está pasando ahora contigo. No soy de bardear, pero estas cosas me molestan. Parecería ser que el publicista frustrado, o el que no pudo ganar un premio por su bog acá sos vos.

  • http://www.twitter.com/inesitaaaaaa Ine

    Me acuerdo de la primera vez que vi la publicidad de Vesubio, y pensé “¿ésto será hecho así de espantoso a propósito?” y apenas tuve la oportunidad se lo pregunté a un profesional y me contestó “no conozco ningún caso que hagan algo malo con intención” y me contó que la publicidad era hecha por el dueño de la empresa. Para mi no genera un buen posicionamiento, sólo recordación de marca, pero no un buen posicionamiento (no conozco a nadie que lo considere un producto de buena calidad más allá de que lo consuman) sin importar el market share que tenga, que como dijo alguien más arriba ya era líder antes de desarrollar toda esta comunicación.
    Otra cosa con la que no estoy de acuerdo es con pensar en la publicidad de forma comparativa, es decir, “esta no será muy buena, pero como hay mucha publicidad mala, pasa”, me parece un pensamiento mediocre, sin ánimos de ofender a nadie y pido disculpas por anticipado si alguien se siente así; lo mejor desde mi postura es buscar la excelencia en cada trabajo independientemente de lo que pueda estar haciendo la agencia de al lado.

  • Ana

    A quién carajo le importa lo que hace o deja de hacer una marca de grappamiel? Please, hay gente en África que no tiene agua potable.

    • Guille

      jajajajajajaja
      troll con conciencia social!

  • nico_

    les aviso, el 60% de mshare que tiene vesubio no es por los pelotudos que ven estos avisos, es por los borrachos en los bares. es por jaime, es por el querido canario, es por el carnaval, es por el precio, es por el invierno y por muchísimos factores más que la comunicación. sobre todo, por la calidad de la bebida.

    • http://7neuronas.com Rorro

      Ojo Nico que en el 99% de los bares del interior la grapamiel es casera no es “industrial”

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Federico Cibils

  • VIVIANA MACHADO

    UY QUE MALLL… NO ME PARECE HABLAR ASI DE UNA MARCA TAN NUESTRAAA,, TAN URUGUAYA… SE NOTA RESENTIMIENTO PORQUE NO LE DIO TRABAJO A UDS. PARA HACE RLA PUBLICICDAD ?? A MI ME PARECEN BUENOS LOS RECLAMES AL MENOS PEGAN Y LOS RECORDAS… OBVIO A TODOS NOS GUSTAN DIFERENTES COSAS PERO NO POR ESO HACEMOS UNA CAMAPAÑA CONTRA ALGO!1

  • Eduardo

    Hay un señor A con recetas de cómo se deben hacer las cosas, y hay otro señor B que es puro instinto y logra resultados.

    A dice que B tuvo suerte, que ya se le va a ir la suerte, que tiene seguir las recetas mágicas.

    B dice que las recetas de A están buenas pero que no son lo único que hay, que también está la intuición, el genio y la experiencia de conocer a los borrachos que consumen grappamiel.

    A dice que B está ciego y es un egocéntrico, que está haciendo todo en contra de lo que dice el manual. Que el gurú maharashi le dijo que así no se hace.

    B dice que A es puro libro, pura receta, que se deje de mariconear y vea la verdá de la milanesa. Que apoye el codo en un mostrador y hable con el gurú borrachín que tiene al lado.

    Y así se pasan los dias y las noches … :-)

  • Pingback: Teo

  • Pingback: Leonel Delfino

  • Pingback: Federico Cibils

  • Pablo

    Leyendo los comentarios, me da la impresión que el debate se desvió bastante hacia la necesidad o no de tener una agencia de publicidad por detrás para que un producto transite pro un camino lógico (?) de comunicación.

    Pero, como diría Alberto, “una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”.

    Se podría hacer una lista eterna de marcas manejadas por agencias que son un desastre, que se destruyen, que aniquilan su propia categoría y, encima, hacen mala publicidad.

    Los esfuerzos del Sr. Vesubio no están volcados 100% a la publicidad. ¿Se acuerdan de las 4P del marketing mix? Bueno, entonces seguramente también recuerden que la “P”ublicidad es solo una de ellas.

    Que el parroquiano vaya a la cantina del pueblo y tenga una botella de Grappamiel siempre a su disposición es mucho más valioso que un aviso de 30″ en horario central. Que la grappa sea una bebida tradicional del Uruguay es más imporante que un planner. Que haya encontrado una mezcla tan perfecta que nos tenga convencido a todos que es hecha con verdadera miel de abejas (hasta leer su real composición en su etiqueta) se come a cualquier genio de la postproducción.
    Que la botella de litro salga $ 150 (o menos) cuenta más que un León de Oro en Cannes.

    O sea, veamos un poco más allá. Si cada 10 botelleas de grappamiel, 6 son de Vesubio, hay algo más que también tenemos que darnos cuenta. Eso enriquecería el debate y nos ayudaría a no quedarnos solamente en la valoracion creativa de la publicidad de una marca para ver su éxito en el mercado.

    Buen año para todos!
    Salute

  • Pingback: Teo

  • Pingback: ¿Y quién nos defiende de la publicidad del Ministerio del Interior? - Teo y la máquina de ideas

  • Pingback: Vesubio: y pensar que ya estaba dicho… - Teo y la máquina de ideas

  • Pingback: Fonomanía y el aviso protagonizado por varios jugadores de Peñarol. - Teo y la máquina de ideas