Brad Pitt: Joyas de la corona japonesa.

Por: Gonzalo López Baliñas - November 16th, 2009

Como nos pasa a todos, al principio cometemos errores. Somos jóvenes y necesitamos el dinero.
Brad Pitt ese tipo tan crá y tan galante en el comienzo de su carrera vendió su cuerpo y su carita para ganar unos yenes en la tierra de los monos agresivos y los hoteles burbuja. No en vano se vistió de mujer para Rolling Stone.

Brad Pitt, prostituyéndose por dinero.

Brad Pitt, prostituyéndose por dinero.

Este post va dedicado a todas las nenas que aluden que aparte de lindo, eligió siempre sus papeles.

En el primer video, lo vemos haciendo un comercial para Honda, peleando a un niño.

En los siguientes videos, vamos a poder verlo vendiendo su cuerpito y tocando la guitarra para los jeans Edwin.

Acá da lástima para una especie de Red Bull de café.

Y acá Brad se hace el rapero descontracturado, también para Edwin.

avatar

Gonzalo López Baliñas

Fundamentalista de las ideas. Co-Fundador de Teoylamaquinadeideas.com. Creativo en Lowe Ginkgo.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedIn

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Fefo

    Epa, estás queriendo decir que Brad Pitt es una puta inescrupulosa
    que vendió su dignidad por unos cuantos millones de yenes?
    Naaaaaaaaahhh :P

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Fefo

    Donde es que se firma?

  • Ceci

    puta madre por qué no lo conocí en esa época???

  • Pancho

    Qué te sucedió, te vino de golpe una calentura por Brad? No te
    gusto su papel en Bastardos? o te gusto mucho que fuiste a
    investigar más de él?

  • http://anillodemarciano.blogspot.com/ pekerm4nn

    yo me he vestido de mujer, y gratis! :P

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Leo

    Si para comerse a Angelina Jolie primero hay que vestirse de mina
    no lo dudo un segundo.

  • http://www.teoylamaquinadeideas.com Gon

    Leo, vos te vestís de mina por cualquier cosa, dejate de joder!

  • flaqui

    seguridad se llama, el sabe q aunque se vista de hamburguesa es un
    grande.

  • Pingback: Joyas de la corona japonesa: Sean Connery y Quentin Tarantino. | Teo y la máquina de ideas